PASEOS del cachorro

Los paseos en el exterior (calle o parque) serán utilizados por su cachorro como fuente de estímulos ambientales diversos (ruidos, olores, colores, sabores), medio de socialización con el ambiente y con otros individuos (perros y personas), y rutina de ejercicio físico para mantenerse en forma. Además le servirán como medio de recreación y juego, y como “descarga de energía”. Durante los paseos, Ud. podrá enseñarle a su animal diversas actitudes de obediencia (como caminar “junto”, sentarse y esperar en cada esquina antes de cruzar, etc.). Si lo lleva a algún parque, podrá jugar con el perro a lanzar objetos (pelotas, palitos, huesos, frisbees, etc.) para que él los recupere y se los devuelva.

Dependiendo de la raza y edad, su animal tendrá necesidades y capacidades de ejercicio diferentes. La cantidad, duración o velocidad de los paseos no deben exceder las capacidades de su animal, nunca lo sobreexija haciéndolo correr o caminar más de lo que él puede o desea. Asesórese con el Veterinario acerca de la cantidad de paseos diarios, la distancia a recorrer o la duración conveniente de los mismos.

Si Ud. decide contratar a un “paseador”, procure a alguien recomendado o pida sus referencias, vigile que no lleve más de 8 animales, y que estos sean de tamaños, razas o pesos similares o equivalentes, para evitar el exceso o defecto de ejercitación. Sería ideal contratar a una persona conocida que lleve sólo a su perro o a dos o tres animales más, para que la atención sea personalizada y exclusiva sobre su mascota. Recuerde que en los grupos muy grandes de perros pueden existir peleas, preñeces no deseadas o contagio de enfermedades.

Los paseos suelen ser aprovechados para que el animal orine y defeque, como se ha explicado en la sección (2), por lo tanto un cachorro debería realizar por lo menos cuatro paseos diarios cachorro. Es recomendable, entonces, hacer coincidir los horarios del paseo con los momentos en que es previsible que el animal orine y defeque, como ser: a primera hora a la mañana, después de cada comida (“almuerzo” y “cena”) y a la noche antes de dormir.

Dra. Marina Snitcofsky

Dra. en Ciencias Veterinarias Marina Snitcofsky, Especialista en Etología Clínica Veterinaria*. marinaveterinaria@gmail.com

(*) La Etología es la rama de la biología que se dedica al estudio del comportamiento de los animales. Se conoce como Etología Clínica Veternaria a la disciplina que estudia los problemas de conducta de los animales de compañía, y que tiene como objetivo el diagnóstico, prevención y tratamiento de los mismos