Alimentación del Cachorro

Es importante habituar al cachorro a un lugar y un momento específicos para obtener su alimento balanceado.

  • Lugar: debe estar alejado del sitio permitido para la eliminación (micción y defecación. Puede compartir el mismo ambiente en el que realizan sus comidas sus propietarios, pero no en forma simultánea con ellos.
  • Momento: las distintas raciones diarias deberán administrarse siempre después de que sus propietarios han terminado de comer (es el cachorro el que debe esperar, y no el primero que recibe la comida)

Extras” y “premios”: se le pueden ofrecer como recompensa ante una acción correcta (entrenamiento de obediencia con reforzamiento positivo, ver sección correspondiente) y deben constar de una muy pequeña porción de alimento permitido: su propio alimento balanceado, galletas u otras “golosinas” para perros, queso magro, manzana, etc. Aproveche para enseñarle a su mascota, a través de estos premios, a eliminar en el lugar adecuado, a sentarse, etc. Para ello, ofrézcale el premio si ha hecho lo que Ud. le ha pedido o enseñado, mientras lo felicita (“muy bien”, “buen perro”) con voz suave y le acaricia la cabeza.

Dra. Marina Snitcofsky

Dra. en Ciencias Veterinarias Marina Snitcofsky, Especialista en Etología Clínica Veterinaria*. marinaveterinaria@gmail.com

(*) La Etología es la rama de la biología que se dedica al estudio del comportamiento de los animales. Se conoce como Etología Clínica Veternaria a la disciplina que estudia los problemas de conducta de los animales de compañía, y que tiene como objetivo el diagnóstico, prevención y tratamiento de los mismos